El famoso constructor alemán Marcus Walz y Yamaha han colaborado para crear esta cafe racer a partir de la reciente Yamaha XV950 (también conocida como la “883” japonesa). El resultado, “El Ratón Asesino”, una cafe racer de libro, una obra maestra poco discreta con un diseño y construcción muy limpio. Esta moto pertenece a la serie Yard Build de la que ya hablamos cuando dimos un repaso a la SR400.
Raton-Asesino-Yamaha-Yard-Built-XV950-Walz-caferaceros-019

Walz transformó el subchasis de la XV950 para tener una linea más elevada y horizontal respecto al depósito. Un depósito personalizado, carenado en el faro y un asiento de cuero cosido a mano en la parte posterior.


Otros cambios incluyen la modificación y bajada de la suspensión delantera y unos Öhlins regulables en la parte trasera. Llantas de magnesio Marvic y retraso en las estriberas para una conducción más deportiva. Para una cafe racer no podían faltar los semimanillares, esta vez LSL clip que sostienen un sistema de aceleración rápida, interruptores personalizados, cilindro maestro y embrague ajustable personalizados. En el centro podemos encontrar un Tiny, tacómetro de Moto Gadget. También podemos ver doble filtro de aire abierto y un escape SC-Project.

Raton-Asesino-Yamaha-Yard-Built-XV950-Walz-caferaceros-018

Leave a Reply

avatar